Cómo hacer yogur griego casero y natural – Receta fácil y simple

Hay innumerables recetas para hacer yogur griego, más o menos ortodoxas, las cuales se irán publicando aquí, pero vamos a empezar con esta receta simple para conseguir un cremoso y maravilloso yogur griego natural.

como hacer yogur griego casero muy facil en tu hogar

Pasos que sigue el yogur, desde el recipiente verde de la derecha, pasando por el “paquete” colándose y soltando líquido, al resultado final en el bol grande amarillo.

Ingredientes para el yogur griego casero:

  • 2 litros de leche orgánica natural entera
  • 2 cucharadas soperas de yogur orgánico con microorganismos activos (probióticos activos), cuánto más natural mejor, o 30 ml aproximadamente. Normalmente lo encuentras en los supermercados e indican que es orgánico, natural y las bacterias activas que incluye (con frecuencia S. Thermophilus, Bifidus, L. Casei, L. Acidophilus, L. Bulgaricus, etc.)
  • 4 cucharadas soperas de leche orgánica natural entera (la misma de antes) o 60 mililitros aproximadamente.

Instrucciones para hacer yogur griego en casa:

  1. Saca los ingredientes de la nevera y colócalos a temperatura ambiente. Vierte la leche en una cacerola y ponla a calentar a fuego suave. En cuanto hierva retira del fuego y vierte la leche en un recipiente de vidrio ancho. Puedes utilizar recipientes de otros materiales pero NO puede ser un recipiente metálico y tampoco puede ser muy estrecho, por ejemplo no vale una botella. Una vez vertida toda la leche en el recipiente, deja que se enfríe hasta que se ponga tibia (entre 37ºC y 40ºC). Verás que se forma una ligera capa de nata en la superficie.
  2. Mientras dejas que la leche se ponga tibia, mezclas bien las 5 cucharadas soperas de yogur orgánico natural con 4 cucharadas soperas de leche. Cuando la leche que herviste esté tibia le agregas la mezcla de yogur y leche por los lados del recipiente y con muchísimo cuidado . Debes hacerlo así para tratar de que la capa de nata que se ha formado en la superficie de la leche se mantenga intacta.
  3. Ahora, debes cubrir el recipiente con un paño de cocina bien limpio y guárdalo en un lugar cálido y seco durante toda la noche (o un tiempo de 8 a 12 horas) hasta que la mezcla espese.
  4. Tras el paso de esas horas, o de una noche entera, la mezcla debe haber espesado. Ahora tienes que colar todo el contenido del recipiente para eliminar todo el líquido (suero). Y lo que queda en el colador es la materia prima para tu primer yogur griego casero!!!! Ah, se me olvidaba que se recomienda un colador de tela, o una tela para colar bien limpia para hacer esta operación.
  5. Ya tenemos nuestra materia prima pero todavía faltan unos unos pasos para transformarla en ese delicioso, apetitoso, espeso y cremoso yogur griego casero. Son los siguientes:
  6. Tienes que encontrar un cuenco de tamaño suficiente para que pueda contener el yogur al tiempo que le sobra espacio. En ese cuenco colocas una gasa de cocina, o una tela de cocina bien limpia, y dejas las esquinas colgando por fuera del recipiente (para poder luego agarrarlas con facilidad). Vierte ahora el yogur en el centro del recipiente y sobre la gasa.
  7. Agarra las cuatro esquinas de la tela o gasa, y las sujetas por encima mientras giras el bol. De este modo habrás creado un pequeño ato o paquete con el yogur dentro. Ahora tienes que seguir girando y apretando el paquete para extraer la mayor cantidad de líquido posible. Es decir, debes separar la mayor cantidad de líquido posible del yogur. Trata de escurrir el bulto de yogur lo mejor que puedas.
  8. Cuando veas que ya no sale tanto líquido y sólo se está produciendo un lento goteo en la parte baja del bulto, tomas un poco de hilo o cordel y atas el bulto por la parte superior, justo por encima del yogur. Ahora necesitas colocar el bulto un poco en alto sobre un recipiente y meter el yogur en el frigorífico para que siga goteando durante 2 o 3 horas. Lo ideal es poner el bulto en un colador, y éste colador sobre otro recipiente, para que el líquido que salga, caiga al fondo. Hay personas que cuelgan a su manera el bulto dentro del frigorífico poniéndole debajo un recipiente para recoger las gotas de líquido que van a seguir cayendo.
  9. Después de 3 horas drenando líquido en el refrigerador, coge el paquete y lo sujetas sobre el fregadero y con tus manos aplica un poco de presión para eliminar cualquier líquido restante. No debes estrujar o escurrir el paquete ahora, simplemente tienes que aplicar ligeras presiones con las palmas de las manos, por si quedar algún resto de líquido por salir.
  10. Para finalizar, desata e paquete y con una cuchara o espátula coloca el increíble yogur griego casero en un bol. Ya está listo para comer de inmediato, un yogur hecho por tí en tu propio hogar. Recuerda que este yogur griego lo podrás mantener hasta por cinco días en el refrigerador. Ah, y no te olvides de guardar un poco para poder fabricar tu próximo yogur griego casero ;)

Deja tu comentario!